top of page
Buscar
  • David Espino

Bb Trickz. Bofetada [explícita] a las buenas conciencias

Actualizado: 18 may 2023


Bb Trickz es una cantante de trap española que ha logrado ponerle los pelos de punta a más de un bienpensante.


Si fuese puta, sería cara/sería la pimp de to’a la manzana./Fuck Inditex, no llevo Zara.


Sus canciones son de frases cortas y letra simple. No parecen corresponder a un niña como ella. No es que sea una niña. Ni siquiera una adolescente. Es la imagen que vende. Su vestimenta estilo colegial. Las alusiones a una madre imperativa y conservadora de sus canciones.


Lo siento mamá, sé que soy lo peor./Sé que no te gusta que fume pero fuck mi pulmón./Sé que no te gusta que folle pero fuck el condón.


Parece obvio que no le interesa llegar al público de gustos exquisitos sino a los chicos. Muchos ahora enganchados en el reguetón.


Voy a la playa enseñando las tetas porque soy europea./Estaba muy buena para mi ex que se busque a una fea.


En Instagram está como Belize Kazi. Es trending. En tic tok se ha vuelto viral y es la locura. Muchos medios (El País, Esquire, El Mundo) la han volteado a ver y resaltan que “la misma Rosalía es su seguidora”. Rosalía que resulta ser bastante fresa en comparación con Trickz.


No sé que me ven soy una hija de puta/en verdad creo que por eso les gusta/hmm, mi toto sabe a fruta/ah, mira cómo disfruta.


No es la primera trapera española. Aunque han dicho que está revolucionando la música urbana. Bb Trickz es la continuación de una tradición del hip-hop de España desde finales de los 90. En su disco Bruja de 2013, hace 10 años, la Mala Rodríguez dio muestra de un trap radical e intrépido. El último con ese estilo puro. No por algo casi todas las canciones de ese LP llevan la advertencia de “explícito”. Lástima que se haya dejado seducir por lo que más vende. En su último disco, Mala, aunque tiene hip-hop, varios de los sencillos no son más que reguetón.

También Gata Catana, fallecida a los 25 por una intoxicación. Con sólo dos discos dio muestra de un trap comprometido y crudo. Y ni por mucho es la última. Del mismo calibre están La Zowi y Nathy Peluso (aunque es argentina, ha residido y ha hecho música en España).

Me divierte ver como los bienpensantes, guardianes de la moral y las buenas costumbres, se desgarran las vestiduras diciendo despropósitos como “la degradación humana está programada en la música”, una especie de manifiesto que está circulando por las redes que dice cómo la música está llevando a la perdición a los chicos de hoy.

No menciona el hip-hop ni el trap ni el reguetón ni ningún otro género musical. Sólo dice que esas canciones, del 2000 para acá, usan la técnica del “storytelling” para manipular a las “señoritas” y los varones. Manipularlos, llevarlos hacia la violencia, la promiscuidad y las drogas. Prejuicios. Olvidan el movimiento hippie de los 60.

El trap tiene una historia. El nombre mismo lo dice. Se refiere a un lugar donde venden droga. Picaderos. Viene de la jerga callejera de los barrios marginales de Atlanta y Memphis. Hacia finales de los 80. Chicos que se sintieron perdidos y vieron en la música, en esa música, una salida. Una válvula de escape. Ritmos lentos y pesados. Con sintetizadores crean ambientes oscuros y opresivos.


No te enamores de mí eso es mala idea/si quieres una perra fiel búscate una fea/yo soy una perra infiel pero estoy muy buena./¿Quién te fue a visitar cuando estabas en la trena?/Si quieres te llevo la Glock en el bolso Prada.


Es su primer disco. Trickstar. Seis sencillos que duran apenas 11 minutos. Según Esquire inició en tik-tok haciendo videos con sus amigas. Sus letras duras y directas se toparon con sentimientos encontrados. De todos modos se hizo viral y de allí se fue a YouTube. Sus videos musicales fumando porros, disparando y vestida como una “pija” tienen más de un millón de reproducciones.


Nací en el Hospital del Mar/Y mi padre estaba por ahí pinchando/seguro que empastilla’o./Y yo ahí naciendo, ¿sabes?/Saliendo de un coño, literal.


No por algo les está parando los pelos a más de un bienpensante. Parece que conforme envejecemos nos hacemos puristas y conservadores. Prejuiciosos. No importa. No sé si Bb Trikcz llegó para quedarse. Sí para interpelarnos. Para increparnos con sus letras alejadas de toda corrección política. ⚅

[Foto: Carlos Ortiz]

111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page