top of page
Buscar
  • Témoris Grecko

De becas y privilegios


¿Las becas del Estado deberían ser dadas a quienes tienen mejores calificaciones o a quienes necesitan apoyo económico para estudiar?

Tuve la fortuna de cursar el posgrado en el extranjero con becas públicas otorgadas por mérito académico. Pero eso no determina mi postura: reconozco que el nivel educativo de mis padres y un entorno favorable fueron fundamentales en mi progreso.

No niego que hay personas con mérito propio pero, en muchísimos casos, el mérito es el resultado del privilegio. Esto resulta molesto para algunos porque prefieren pensar que todo se lo deben a sus maravillosas capacidades. Nacieron en cunas de lujo, fueron a escuelas caras, su familia los colocó en donde se juntan los que mandan y sus amistades y colegas amplifican el alcance de estas ventajas.

Pero quieren creer que se lo han ganado todo a pulso.

Y descalifican a quienes les explican el valor de sus privilegios, acusándolos de promover la mediocridad.

"Lo que consideramos “esfuerzo” no es solo esfuerzo. Un niño pobre, aunque se esfuerce no logra tener buenas notas porque no come bien, no tiene quién le ayude con las tareas y porque la pobreza persistente y sistémica afecta el desarrollo cognitivo de los niños", dice la autora de un texto que les dejo abajo (ella también estudió afuera con becas, por cierto).

"Ello no quiere decir que el esfuerzo de los niños por aprender no importe. Importa, pero qué tan lejos se llega con el mismo esfuerzo, qué tanto ese esfuerzo se materializa en buenas notas, está determinado por múltiples variables que ponen en desventaja a los niños que viven en hogares pobres."

"El mito de que la habilidad académica de una persona está determinada solo por el esfuerzo y el talento propio ha hecho que muchas de las escuelas académicamente más prestigiosas del mundo tengan un fuerte sesgo de clase. Sus filtros de entrada han hecho que los estudiantes aceptados tiendan a ser aquellos que tienen mejores condiciones socioeconómicas."

"Así, universidades que supuestamente deberían estar llenos de los estudiantes que más se esforzaron, están llenas de estudiantes que tuvieron las condiciones para que su esfuerzo rindiera frutos. El esfuerzo de muchos otros, con peores condiciones iniciales, no se materializó."

Deberían leer el artículo entero. Pero como esa autora se ha ganado la animadversión de ciertos privilegiados porque tiene la mala costumbre de demostrarles, con datos duros, que su éxito no es resultado de lo que ellos creen, puede que no quieran ni oír de ella.⚅


El artículo lo pueden leer en este enlace.


[Foto: Carlos Ortiz]

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page