top of page
Buscar
  • Caliche Caroma

La poca importancia de llamarse Carlos




El 4 de noviembre el santoral marca la celebración de los llamados Carlos, ¡viva el calendario de Gregorio XIII! En un libro que escribió acerca de la Edad Media, el buen Isaac Asimov narra el origen del nombre: Carolus-Karl-Churl-Charles. En resumen, Karl significaba bastardo, luego vino Martell y le dio la vuelta a la tortilla del significado y el estigma. Ahora se supone que Carlos refiere al hombre libre (Karlaz). Aunque dudo de todo, hasta de mi propia sombra.

Hay toneladas de Carlos en la historia, unos malos y otros peores. Están los famosos como Marx y los odiados como El Chacal (Ilich Ramírez Sánchez). Los de película, Carlito's Way, y los Carlos casos de la vida real: Carlos Slim, Carlos Salinas de Gortari, Carlos V, Carl Sagan, Carlos Chávez, Carlos Pellicer, Carlos Monsiváis y Carlos Borromeo de Milán, cardenal del siglo XVI por el que celebran el 4 de noviembre como el día oficial de los ídems.

Carlos es un nombre de seis letras y si se repite tres veces frente al espejo, en voz alta, la mala suerte se desata (gafe): ¡Carlos, Carlos, Carlos! Puede ser que algún demonio aparezca o al menos una flatulencia invada el ambiente, la mayoría de los Carlos huelen mal.

Aunque pocos lo saben, su femenino es Carolina y también Carla, Carlota y Karla con ka. En inglés se dice Charlie, la voz germana es Karl y en Tepito se pregunta: ¿quieres a Carlos? o ¿quieres a Carmela? De la dinastía carolingia, Carlomagno es el más chichón y Carlomán el primo es Supermán.

No hay nada qué celebrar este 4 de noviembre. Este nombre es una piedra que cargamos miles, millones de desgraciados y desgraciadas (desgraciades), la libertad es una piedra pesada. De cualquier modo, saludo y abrazo (abraso a otros, por lo del infierno de Italo Calvino) a todos aquellos que portamos la etiqueta barata de Carlos, que les (nos) sea leve la infame nomenclatura. ⚅

[Foto: Carlos Ortiz]

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page