top of page
Buscar
  • Aída López Sosa

El falo como metáfora del padre


Cada ser humano tiene un padre ya sea real, imaginario o simbólico, una imagen indispensable para pasar de ser el objeto del deseo de la madre a un individuo capaz de alcanzar el pleno desarrollo para conformar la propia familia humana, diferente a la biológica, encausada únicamente para satisfacer los cuidados básicos; al menos eso sostiene la teoría lacaniana acerca del padre como disruptor del deseo de la madre (la metáfora paterna) hacia el hijo, el cual sirve para distraer la mirada de la madre hacia el falo y liberarlo. El personaje que retomó Freud de la tragedia de Sófocles con el cual creo toda una teoría, piedra angular del psicoanálisis, no sería posible sin el padre, ya que sin este no hay Edipo (pies hinchados), incluso Lacan retomó la teoría freudiana para distinguir tres tiempos del Edipo que culmina con la aparición física del padre. Quienes se quedan estacionados en el primer momento edípico (cuando el niño descubre que mamá tiene otro deseo distinto a él) serán a la postre personalidades delirantes, fetichistas, travestistas, entre otras fijaciones y trastornos.

Los métodos de crianza son tan variados como padres existen. La categoría de padre tóxico de reciente aparición encarna comportamientos donde se conjunta lo peor del ser humano: demandante, bipolar, intimidante, manipulador, celoso, humillante, maltratador, exigente, dominante, intransigente, amenazante y todo lo negativo que se pueda sumar. Si retomamos el Principio de deber o Súper YO el cual se regula con la figura paterna y que sirve para inhibir el ELLO o ID regido por el principio del placer y no del deber, con la finalidad de alcanzar la perfección, entonces toma relevancia la actitud paterna en la configuración de la personalidad del niño, quien se auxilia de fantasías y recuerdos para interpretar el afecto de su progenitor.

Lo anterior para reflexionar acerca de la literatura contemporánea con el tópico de la relación paterno filial. Si bien es un tema abordado por el arte desde antaño, basta recordar la pintura de Goya donde Cronos o Saturno, se devora a sus hijos o el mismo Edipo Rey en el teatro y en el cine mexicano El castillo de la pureza de Ripstein y El bulto de Retes, es principalmente en la Literatura donde hay más tela de donde cortar con una variedad de personajes ficticios como el de Rabelais con Gargantúa y Pantagruel o reales como el padre de Kafka, a quien le escribe una dolorosa carta.

Escritores vivos no sueltan el tema y se han enfocado a escribir acerca del padre, pero no tan frecuente de la madre lo cual llama la atención. Sería especular que la razón es la introyección del halo impoluto de la imagen maternal, pero lo cierto es que al padre se le ha puesto en el banquillo de los acusados para el ajuste de cuentas. Paul Auster publicó El retrato de un hombre invisible, Jorge Volpi, Examen de mi padre, Alma Delia Murillo, La cabeza de mi padre, sin embargo, cuando se trata de la madre el sustantivo se omite al menos en estos títulos, tal es el caso de Apegos feroces de Vivian Gornick y Radicales Libres de Rosa Beltrán, pareciera que existe cierto pudor cuando se cuestiona y evidencia a quien llevó al hijo en su vientre. El último libro en este tenor es La figura del mundo. El orden secreto de las cosas de Juan Villoro, quien en una de las entrevistas reveló que a pesar de que tomó distancia para escribir de su padre (un hombre de ideas y no de afectos) una vez que sus heridas cicatrizaron, descubrió que la visión que tiene de él es la que su mamá (psicoanalista yucateca) le transmitió y por eso decidió dedicarle el libro y cederle la última palabra.

Desde la óptica del psicoanálisis donde se habla de “matar al padre”, quizá sea liberador, pero también injusto, saber que estén o no estén en la vida de sus hijos, igual estos encontrarán figuras compensatorias que los ayuden a tener un desarrollo emocional sano y funcional, ya que el padre es necesario, mas no indispensable en contraposición a la madre que sólo hay una (afortunadamente) y su presencia sí es imprescindible. ⚅

[Foto: David Espino]

331 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3 Comments


REDES SOCIALES
REDES SOCIALES
Jul 07, 2023

EXCELENTE, dos enfoques opuestos pero igual de utiles para comprender el comportamiento humano.

Like

Indalecio Cardeña Vázquez
Indalecio Cardeña Vázquez
Jun 27, 2023

Buen artículo, nos hace pensar desde nuestro doble papel, como hijo y como padre.

Like

Francisco Coronado
Francisco Coronado
Jun 26, 2023

IMPLACABLE

Like
bottom of page